«

»

Libérate del miedo (parte 7 de 10) – Yoga Cuernavaca

Hola, que tal, espero que estés bien, y también espero que hayas tenido la oportunidad de ver todos los vídeos anteriores donde hemos venido hablando sobre ¿como manejar el miedo? Te he compartido recomendaciones específicas de como puedes manejarlo, ya que finalmente el miedo es algo que nace en nuestro interior, dejamos que crezca y después nos invade. Una vez que esto sucede,  muchas decisiones que tomamos las tomamos por miedo, e inclusive, en muchos casos, no tomamos decisión alguna, el miedo nos paraliza. Por lo tanto, es importante aprender a manejar el miedo sobre todo ahora que estamos siendo “bombardeados” literalmente por los medios de comunicación con una gran cantidad de elementos que nos producen miedo y desconfianza.

Entonces, el empezar a conectarnos con nosotros mismos es algo que nos va a ayudar  a manejar ese miedo. Estas herramientas que he compartido contigo las he aprendido a lo largo de años de practica de Yoga, y mi recomendación es que practiques Yoga! que te inicies dentro de la práctica de Yoga, esto te traerá mucho beneficio para ti en muchas áreas, no solo a manejar el miedo,  mejorar tu salud, tu conexión interna, aprenderás a conocerte más, etc.

En esta ocasión, quiero hablarte de un elemento muy importante para aprender a manejar el miedo, y este elemento es enfrentar el miedo. Te he comentado anteriormente diferentes opciones que puedes aplicar para manejar el miedo, y algo que es muy útil es enfrentar aquello que te produce miedo, ya que es muy frecuente encontrarnos con que le tenemos miedo a lo desconocido. Si analizamos esta frase “tener miedo a lo desconocido”,  es decir, le tenemos miedo a algo que ni siquiera sabemos que es, pero nos paraliza, nos impregna, y hace que nuestras acciones se modifiquen, es decir nuestras respuestas a las situaciones se modifican, ya hemos mencionado que por miedo haces o no haces algo, y la raíz, es miedo a algo desconocido.

Por poner un ejemplo, si te da miedo la obscuridad, puedes iniciar reflexionando ¿a que le tengo miedo?, (cuestiona tu miedo, ya lo veíamos en un articulo anterior) si logras identificar a que le tienes miedo, es más fácil aprender a manejarlo. Si tu piensas: bueno, reflexionando en mi miedo, no es miedo a la obscuridad en si, me da miedo que aparezca alguna persona (lo cual es diferente que miedo a la obscuridad). Si cuestionas este otro miedo, ¿porque me da miedo que aparezca alguna persona?  es que me da miedo que esa persona me haga algo, entonces encuentras que el miedo es a que tu integridad o tu vida estén en riesgo, y específicamente podemos decir que tienes miedo que aparezca una persona que ponga en riesgo tu vida o tu integridad, no tienes miedo a cualquier persona ni a la obscuridad por si misma, es decir, el miedo a la obscuridad lo puedes dejar atrás, no es eso realmente el miedo.

Cuestiona tu miedo, para encontrar en el fondo, cual es la raíz de ese miedo,  se que en ocasiones no es tan sencillo identificarlo. en estos casos en los que no es sencillo identificarlo, te sugiero enfrentarlo, si es la obscuridad lo que te da miedo, te sugiero que en algún momento ubiques un lugar obscuro (puede ser en tu casa), y camines hacia ese miedo, te aseguro que vas a poder identificar de forma mas clara a que le tienes miedo (aunque tal vez no la primera vez, tal vez necesitarás hacerlo varias veces).  Tal vez, te darás cuenta que no hay motivo para tener miedo.

La mayor parte de los miedos son miedo a lo desconocido, a la incertidumbre; a nuestra mente le gustaría saber siempre lo que va a suceder y como va a resultar algo, aunque en la mayoría de los casos no tenemos la respuesta; no es adecuado vivir con miedo por no tener todas las respuestas.  ¿que va a pasar con tu vida el día de mañana? tal vez tengas una agenda planeada, y eso deja tu mente tranquila, pero… si algo no saliera bien, si te cancelan una cita, si cambiaran tus planes,  etc. Todo eso podría suceder mañana, puede haber muchos cambios que  modifiquen lo que tu planeaste. No puedes dejarte paralizar por esto, no puedes pedir levantarte de tu cama hasta saber como va a ser el resultado final de ese día.   ¿como vamos a enfrentar los miedos de mañana? viviendo el día de mañana, por la mañana, levantarse y enfrentar el día.

enfrenta tu miedo. Muchos terapeutas enseñan a sus pacientes a manejar sus fobias enfrentándolas. En muchos casos se hace primero visualizando e imaginando que enfrentas el miedo, por ejemplo, si tu miedo a la obscuridad es muy grande, puedes sentarte con los ojos cerrados y visualizar que vences tu miedo, imagínate caminando con toda confianza en un lugar obscuro. construye la confianza, para que después puedas reproducir esa confianza en una situación real.

Visualiza, te ayudará a enfrentar tus miedos. No dejes que los miedos a lo imaginario y lo desconocido te paralizen.

Déjame tus comentarios, que tengas buena semana!

Namaste

 

 

 

2 comentarios

  1. Silvia Ortiz

    Excelente informacion, gracias por compartirla.

    [Responder]

    arturogarciaolivera Responder:

    Saludos Silvia,
    gracias por tu comentario!

    [Responder]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


© 2010-2017 ArturoGarciaOlivera.com - Blog