«

»

Historia de Gandhi sobre Compasión

Hola!
Te saluda Arturo García, espero estés teniendo un buen día.

En esta ocasión quiero compartir contigo una historia que escuche en días pasados, y me ha dejado reflexionando mucho, habla sobre el tema de la compasión.

La compasión no es sentir lastima por alguien. La compasión es realmente ponerte en los zapatos de otra persona, realmente entender a la otra persona.

Entonces, esta historia, es una historia de Gandhi, resulta que una mujer se acerca con el y le dice de manera preocupada, que por favor hablara con su hijo, porque su hijo tiene adicción a los dulces, la mujer queria que Gandhi le ayudara hablando con el para que saliera de su adicción.

Gandhi se toma unos momentos, y le dice a la mujer: “regresa en 3 semanas y hablare con el”; la mujer, respetando mucho a Gandhi se guarda su duda del ¿porque 3 semanas y no antes?, pero respeta la decisión de Gandhi y se va.

Al pasar 3 semanas, regresa la mujer con su hijo, y Gandhi comienza a hablar con el…

Al terminar, el hijo acepta su adicción a los dulces y el daño que le puede causar el seguir consumiendo tanta azucar, y la mujer ya esta contenta en ese sentido, pero no aguanta la curiosidad de preguntar a Gandhi el porque le pidió 3 semanas.

La mujer le pregunta ¿porque me pediste que esperara 3 semanas para poder hablar con mi hijo? y Gandhi le contesta: “es que hace 3 semanas yo también era adicto a las azucares”.

Muy interesante, ¿verdad?

Esta historia me recuerda completamente el principio de la compasión, de realmente ponerse en el lugar de la otra persona, de ponerse en los zapatos de la otra persona. De tal forma que muchas de las opiniones que las personas externan no llevan ese sentido de compasión, de ponernos en el lugar de la otra persona.

Cuando emitimos opiniones, no siempre entendemos a profundidad, ¿cual es la situación de la otra persona? ¿que hariamos nosotros en el lugar exacto de la otra persona?

Es muy fácil desde una perspectiva externa generar un juicio o generar una opinión, pero cuando estas en ese mismo espacio donde esta la otra persona, ¿que harías tu?, tal vez lo solucionarías de una mejor o peor manera, la realidad es que no lo sabemos.

Se necesita un grado de compasión muy grande, un grado de entendimiento profundo de la situación de la otra persona.

Entonces, la próxima vez que demos una opinión, analicemos primero, como estamos nosotros en esa área, y tal vez, al igual que Gandhi, necesitemos al menos 3 semanas antes de emitir una opinión.

Te deseo que pases muy buen día y muy buena semana,
Muchas gracias,
Namaste

4 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Dora

    ¡GRACIAS! Tu video llego a mi, justo en el momento indicado.NAMASTE

    [Responder]

    arturogarciaolivera Responder:

    Saludos,
    que bueno que te fue útil este vídeo,
    que tenga buena semana!
    Namaste

    [Responder]

  2. Tere Hatch

    Hola Arturo:
    Esta reflexión sobre la compasión me pareció muy atinada pues es muy común juzgar al otro sin considerar sus razones y circunstancias, y también porque nos hace reconsiderar la velocidad con la que a veces emitimos juicios sin tomarnos el tiempo necesario para meditar lo que vamos a decir.

    [Responder]

    arturogarciaolivera Responder:

    Saludos Tere,
    efectivamente, emitimos juicios a gran velocidad, dar tiempo a que el silencio y la meditación nos guíen es importante,
    que tengas buen día!

    [Responder]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


© 2010-2017 ArturoGarciaOlivera.com - Blog