«

»

Reflexión sobre el péndulo (parte 3 de 4)


 

Hola! estamos en el tercer vídeo de esta serie donde estamos hablando de como un péndulo nos puede hacer reflexionar en los movimientos de la vida. Si no has visto los dos artículos/vídeos anteriores, te recomiendo mucho que los veas antes de continuar con este tercer artículo/video.

Si has visto los dos artículos/vídeos anteriores, recordarás que en el primero mencionaba de como un péndulo que se mueve hacia los dos extremos, se puede comparar a los movimientos que la vida produce en nuestras vidas, de tal forma que en un momento estamos en un extremo viviendo una situación llamada “buena”, y en otro momento estar en una situación que etiquetamos como “mala”. De ambos lados podemos aprender. Mencionabamos también que cada vez que vamos de un lado a otro, por un instante tocamos el centro.

En el segundo artículo/vídeo te mencionaba que justamente, al tocar el centro generamos conciencia y aprendizaje, aquí podemos comprender lo positivo y lo negativo, aquí logramos profundizar con el entendimiento de esa situación, no solo pensando que algo fue “malo” o “bueno”, sino, saber que esa situación nos hizo aprender algo e inclusive nos hizo tomar ciertas decisiones que nos permiten estar el día de hoy en la situación en la que estamos, y puede ser que sea “buena” o “mala”, (tu eliges que etiqueta le pones), pero lo cierto es que esa situación te invita a crecer. Te decía también que la vida es muy generosa, y nos vuelve a enviar las lecciones si es que no las aprendimos antes. Mi invitación es que cuando la vida nos mande una lección, tratar de aprender la enseñanza, porque estoy seguro que hay muchas situaciones (sobre todo las “malas”), que no quisiéramos repetir.

En este tercer vídeo vamos a reflexionar sobre el centro. El centro tiene la gran ventaja de ayudarnos a tomar conciencia de lo que sucede en los extremos y aprender. Este centro nos permite acercarnos mas a lo que es nuestra verdadera esencia; esa esencia que esta mas allá de lo bueno y de lo malo. Hay algo dentro de nosotros que esta ahí presente tanto en las situaciones buenas como en las malas, puedes llamarlo tu “Ser”.

Cuando estamos en centro o en equilibrio, nos acercamos a nuestra esencia.

En el camino de este centro, aparece algo muy interesante:

  • Tal vez antes te ibas de un extremo al otro extremo sin dar atención al centro
  • Cuando empiezas a buscar el centro, te das cuenta que ya no te vas tanto a los extremos ya que comprendes que entre mas alto vayas a un lado, mas alto vas a ir al otro lado
  • Entonces, cuando estas en la búsqueda de tu centro, el péndulo oscila con menor intensidad y se va menos a los extremos, lo cual es bueno, es parte de ese camino hacia el equilibrio
  • Cuando esto sucede, vas a tocar el centro mas veces (ya que las oscilaciones son mas cortas) y esto te ayudara a identificar esos momentos que estas en balance
  • Por otro lado, vas a sentir que lo “bueno” y lo “malo” suceden mas frecuentemente, (no tan extremo), y eso es porque el péndulo se esta moviendo y acercando al centro
  • Cuando alguien esta en este proceso de búsqueda interna, (lo he visto con Instructores de Yoga o Alumnos constantes),  observo que este momento cerca del centro les resulta muy intenso.

Una forma que tengo de explicar la situación anterior es: si en tu trabajo o en alguna situación de tu vida has tenido alguna carga muy fuerte de estrés, ¿que pasa cuando terminas de hacer eso que te genera estrés? y por ejemplo tienes vacaciones o días libres; sucede a muchas personas que durante el tiempo que estabas con la carga de estrés, estabas buscando terminar todos los pendientes y la carga de trabajo, y cuando empiezan los días de vacaciones  y tu cuerpo y mente comienzan a relajarse (camino al centro), tu cuerpo se enferma, tal vez te da gripa… empiezas a mejorar…  dos días después te da tos… comienzas a mejorar… y empiezas con problemas estomacales, etc.  Puedes pensar que estabas mejora antes con el estrés de tu trabajo que ahora en tus vacaciones.

Pero ¿que sucede con este ejemplo que te di?, cuando tu cuerpo esta en búsqueda de ese equilibrio, va a tocar los dos extremos mas rápido, hasta que tu cuerpo, a través de esa purificación que esta realizando logre estabilizarse en el centro.  En ocasiones, las cargas de tensión y estrés son tan grandes, que nuestro cuerpo utiliza periodos de desintoxicación de esas tensiones, y pareciera que ese periodo es “peor” que cuando estabas en un extremo con estrés muy alto.  Pero ese periodo de limpieza es necesario, se paciente con tu cuerpo cuanto esto este sucediendo, genera la conciencia de que te estas acercando al centro.

Una vez que ya logras identificar el centro, este punto no es algo fijo o estático, el centro o el equilibrio no es algo que se mantiene por si mismo. Esto lo podemos ver con un péndulo, si esta en equilibrio, basta un pequeño toque para que empiece de nuevo a moverse a ambos lados, reduciendo el movimiento hasta que regresa al centro, y cuando llega otro toque, comienza de nuevo a moverse, y la vida misma no es estática, continuamente esta moviendo nuestro péndulo.

La ventaja es que cuando ya sabemos cual es el centro, podemos regresar a el mucho mas rápido. Es muy benéfico ubicar cual es ese centro para nosotros y no confundirnos pensando que estamos en el centro, cuando en realidad estamos en un extremo.

Cuando identificamos el centro, te comento que es el punto inicial para comentarte con tu esencia y con lo que realmente eres.

No te pierdas el siguiente artículo/vídeo  (el último de esta serie).

Namaste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


© 2010-2017 ArturoGarciaOlivera.com - Blog