«

»

Reflexión sobre el péndulo (parte 2 de 4)

En el artículo/vídeo anterior comencé hablando sobre el péndulo y los movimientos que tiene, también lo comparaba con los movimientos de la vida.

En esta ocasión voy a hablar sobre que aprendizaje nos dejan esos movimientos de la vida, y como sería una forma de tomar aprendizaje de esos movimientos.

Mucho se habla, (no solo dentro de la práctica de yoga, sino en diversas tradiciones), de buscar el equilibrio y buscar el centro. Es decir, estar en balance. Cuando reflexionamos sobre el péndulo, observamos que no solo va de un lado al otro tocando dos extremos, que en este artículo le llamamos polo positivo y negativo, o “lo bueno y lo malo”.

Lo interesante con los movimientos del péndulo, es que cuando el péndulo baja, por un momento toca el centro, es un instante solamente. Obviamente, entre mas alto este el péndulo, más rápido va a ser ese paso por el centro, y en ocasiones ni siquiera nos vamos a dar cuenta que tocamos ese centro, porque tan pronto tocamos ese centro, ya estamos en camino al otro extremo.

Cada vez que el péndulo va de un lado a otro, toca por un instante el centro, pasamos tan rápido que en ocasiones no es sencillo tomar conciencia de ese centro, ¿como es? ¿como se siente estar en ese equilibrio? , traemos el vértigo del movimiento del péndulo al bajar, y no damos atención a ese momento en que estamos en balance porque ya estamos de inmediato subiendo al otro lado.

¿Que podemos hacer? bueno, una forma de manejar estos extremos, y de conectarnos mas con ese centro-balance-equilibrio, es reducir los extremos, es decir, que el péndulo no vaya tan alto, tratar que el movimiento del péndulo no sea tan extremo, eso produce que el péndulo se mueva cada vez mas cerca del centro, hasta que llegue un momento en que el péndulo estará oscilando muy cerca del centro, sin irse a los extremos.

De esta forma, no solo vas a tener mayores oportunidades de tocar ese centro y de darte cuenta de como es,  también vas a generar mayor claridad de en que momento estas en ese centro.

Una forma que  se ha explicado este tema en los textos antiguos, por ejemplo, en el Dhammapada, que es uno de mis libros favoritos, se menciona:

  • La persona sabia se mantiene firme ante la crítica y el halago.

Es decir, una persona sabia debe conocer este punto de equilibrio y no dejarse llevar por un extremo o por el otro extremo. Se que no es algo sencillo, ya que nuestra mente, pensamientos y  emociones de inmediato nos llevan hacia los extremos, pero justamente de eso se trata el trabajo interno. En lugar de permitir que nuestros pensamientos y emociones nos manejen, aprender a manejarlos  para que no se disparen hacia un lado o al otro de forma extrema; de esta forma evitamos convertirnos en víctimas de nuestros pensamientos y emociones.

Cuando aprendemos a manejar nuestras emociones o pensamientos, podemos traer a la conciencia esos momentos en que estamos en equilibrio y tocar ese centro.

¿y para que nos sirve estar en el centro?  En este punto es donde podemos experimentar bienestar y tranquilidad, evitando irnos hacia los extremos, ya te comentaba que las situaciones que llamamos “malas” o “negativas”, al paso del tiempo resulta que no fueron tan malas, por algo sucedieron, por lo que nos encontramos que a eso que le dimos la etiqueta de “malo” fue bueno, y todo lo “bueno” que te sucedió aprendes a valorarlo, (aunque a veces sucede cuando lo pierdes).

De ambos lados del péndulo nos deja aprendizaje que nos ayuda a identificar ese centro. Considero que ese es el propósito de todas las situaciones que aparecen en nuestra vida, pero el único punto donde tomamos conciencia de estos dos extremos es estando en el centro. Estando en un extremo no tenemos una conciencia clara de las cosas, y mucho menos en el vértigo de la bajada yendo hacia el otro lado.

El punto central nos ayuda a generar conciencia y aprendizaje de las lecciones que nos manda la vida, tanto de un lado como del otro. Tanto lo que llamamos positivo como lo negativo.

Algo muy interesante hablando de las lecciones de la vida, lo explico de la siguiente forma:

  • La vida es muy  generosa, extremadamente generosa
  • Yo lo comparo como un padre o madre con sus hijos o hijas
  • ¿Que pasaría si uno de tus hijos o hijas perdiera sus libros de la escuela? ¿que harías?
  • Tal vez te enojarías y regañarías a tu hijo o hija…  no se lo que tu harías al enterarte
  • De lo que si estoy seguro, es que tarde o temprano, vas a reponer esos libros o esos cuadernos
  • ¿Por que?
  • Porque no vas a permitir que tu respuesta emocional le impida a tu hijo o hija tener la experiencia de aprender en la escuela
  • La vida es muy similar, si nos manda una situación de reto y no aprendimos la lección, la vida nos vuelve a enviar la lección, no por mala, sino, por generosa
  • Por lo tanto, la vida nos invita a tomar conciencia de las cosas

Cuantas veces has dicho: “otra vez me sucedió”,  por lo que lo mejor es aprender las lecciones tan pronto como nos llegan, aprenderla la primera vez, ya que de no hacerlo, la vamos a repetir. La vida entonces,  es muy generosa, y nos va a enviar la situación para que podamos aprender. No es que la vida sea mala, pero si no aprendemos, la vida vuelve a enviarte la oportunidad de aprender, de la misma manera que tu le volverías a comprar los libros o cuadernos a tu hijo o hija.

Estamos en este entorno para aprender y generar conciencia y crecer. Es por eso que identificar el centro es tan importante ya que es el lugar donde podemos generar ese aprendizaje y entendimiento.

Como resumen, ¿como identificar el centro? buscando que nuestra respuesta emocional no sea tan extrema. Si estas en una situación buena, toma conciencia que la vida te puede llevar al otro extremo, y en ese momento que tomas conciencia de que eso puede suceder, te estarás moviendo hacia el centro, sin dejar de vivir la situación buena, pero con una conciencia diferente; por otro lado, si estas viviendo una situación negativa, toma conciencia que el siguiente movimiento es ir al lado positivo y genera de confianza y fe, lo cual te llevará hacia el centro nuevamente.

En el siguiente vídeo te voy a comentar que hacer una vez que empiezas a identificar ese centro y como ir mas allá de los movimientos de la vida y el vértigo que en ocasiones puede producir.

Regístrate a este blog para que te envíe avisos de todos los artículos que voy publicando.

Que tengas buena semana!

 

4 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Lourdes Patricia de Alba González

    Querido Arturo:
    Muchas gracias por tus publicaciones, me encanta ver tus videos y leer tus artículos pues me hacen reflexionar y afirmar mi manera de ver el mundo. Con tu manera clara, sencilla y llena de sabiduría nutres el alma y alegras el corazón.
    ¡Mil gracias!
    Patricia de Alba

    [Responder]

    arturogarciaolivera Responder:

    Saludos Patricia,
    muchas gracias por tu comentario,
    espero que te resulten útiles los temas,
    un abrazo grande
    Arturo.

    [Responder]

  2. luis

    hola me gustaria aprender yoga

    [Responder]

    arturogarciaolivera Responder:

    Saludos Luis,
    te invito a visitar mi página, ahí tengo cursos en linea que pueden ser útiles para que inicies tu camino en Yoga,
    que tengas buen día!

    [Responder]

Responder a Lourdes Patricia de Alba González Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


© 2010-2017 ArturoGarciaOlivera.com - Blog